EL INFIERNO DE FUEGO ES REAL

“Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre que es la muerte segunda” Apocalipsis 21:8

La biblia nos habla de una esperanza de vida eterna, en la presencia de Dios, para todos aquellos que creen en el evangelio de Jesucristo, el Hijo de Dios, en arrepentimiento y fe. Pero de igual manera advierte, que los que rechazan a Jesucristo, ya sea negandole llevando una vida de pecado, o ya sea viviendo una vida religiosa y de tradiciones, o ya sea viviendo una doble vida, o ya sea cualquier otra forma de vida y fe, que no sea por medio de Cristo, todos estos serán echados en el lago de fuego, que arde con fuego y azufre, donde será el lloro y el crujir de dientes, donde su llama nunca se apagará y su gusano nunca morirá.


” Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquél que en el cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él. El que en Él cree, no es condenado; pero el que rehúsa creer, ya ha sido condenado porque  no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron mas la tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquél que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.” Juan 3:16-21